Rebelión Contra el Mundo Moderno

Creo que la humanidad debería ser castigada si las cosas las vemos desde un punto de vista lógico. Desde hace unos 500 años, la civilización de Europa occidental se apartó de Dios y dijeron: “Estaremos bien sin Dios”. Nietzsche llamó a esto la muerte de Dios. Los seguidores del “progresismo” exclamaron que Dios “había muerto” y, en consecuencia, desde ahora todo será decidido por el hombre. El hombre decidió hacerse responsable de sí mismo. La humanidad no puede matar a Dios en sí (ya que ello es imposible), porque Dios existe por sí mismo y, por tanto, Dios se auto-sostiene. No se puede matar a Dios, pero la humanidad, al levantar su mano contra Él, solo termina por golpearse a ella misma. Y eso resulta que es mortal… Y finalmente hemos llegado al momento en que la humanidad, al haberle dado la espalda a Dios, se está extinguiendo velozmente. Pensaban que sin Dios solo se convertirían en seres humanos, pero resultó que 500 años después de haber comenzado los Nuevos Tiempos, la Modernidad y con la expansión gradual, en todas direcciones, de esta civilización atea-materialista y de su cultura, resulta que la humanidad ahora es incapaz de sostenerse. Sin Dios, ya no se tiene alma, ni inmortalidad, ni espíritu, ni propósito, ni significado. La humanidad se ha convertido un caparazón material que es controlada por estímulos externos. Las personas se han convertido en máquinas, en animales, y ahora han llegado al punto en que son capaces de trasladar esta realidad a la inteligencia artificial.

La Cuarta Teoría Política de Alexander Dugin

Dugin se esmera en buscar el inicio del liberalismo, su cuna, desde lo que históricamente se denomina modernidad, es decir; la caída del Antiguo Régimen y los sistemas tradicionales monárquicos en general, así como estudiar las ideologías modernas que intentaron enfrentar al liberalismo y destruirlo. Por lo consiguiente, dedica todo un capítulo al análisis de los conservadurismos (tradicionalismo, fundamentalismos, conservadurismos revolucionarios, liberales, conservadurismos de izquierda, etc.).

 

EL CONCEPTO DEL "ANTICRISTO RADICAL": ONTOLOGÍA Y EXPERIENCIA (ASPECTOS SEMÁNTICOS, RELIGIOSOS, SOCIOLÓGICOS, POLÍTICOS)

La figura del Anticristo en la semántica del cristianismo puede considerarse multidimensionalmente. Estructuralmente, está estrechamente vinculado con el paradigma cristiano de la historia. La historia va del paraíso a la caída, las vicisitudes del pueblo elegido, luego de Cristo, luego de la iglesia, luego del fin del mundo y la liberación de Satanás de las cadenas. La etapa de la aparición del Anticristo es la última antes del fin del mundo y la Segunda Venida de Cristo. Por lo tanto, el tema del Anticristo puede tomarse como una herramienta para medir el tiempo cristiano. Y mucho depende de cómo se calcule el tiempo: la actitud hacia la sociedad, el mundo, incluso la religión. Después de todo, y esto es lo más importante, el Anticristo falsifica todo, su reinado es la época de la falsificación. ¿Falsificaciones de qué? De todo: el mundo, la religión, la sociedad, el poder, el hombre. Esta es la época de los simulacros, los sustitutos, las copias pervertidas. Y, en consecuencia, frente a los elementos del Anticristo, las personas del último período deben actuar y ser diferentes a las anteriores. Al ver el agua, una estrella, una persona o un templo, los cristianos anteriores al Anticristo los tratan en consecuencia. Pero a los cristianos del período del Anticristo se les invita a hacer lo contrario. No te fíes, fíjate, estate atento ante las cosas más sencillas y familiares. Lo familiar ya no existe. Hay una trampa en todo. La época del Anticristo es una época de sospechas.

La Cuarta Teoría Política o Un Pensamiento para América del Sur

América Latina es única, hasta el momento no hemos sido parte central de la historia universal (disciplina eminentemente eurocéntrica), desde la periferia hemos sido vistos como un “continente mágico”, un lugar donde lo suprarracional y lo supranatural convive perfectamente con la cotidianeidad (por eso es tan popular el “realismo mágico” entre los lectores yanquis y europeos). Nosotros mismos nos hemos visto como hijos del “mundo occidental”, al que queremos emular desesperadamente y tenemos como meta referencial.

 

LA BATALLA POR EL COSMOS EN LA FILOSOFÍA EURASIANISTA

Los euroasiáticos nunca fueron materialistas. En este punto se encontraron en oposición a las principales tendencias de la ciencia moderna. Al mismo tiempo, sin embargo, para ellos era importante no simplemente afirmar la prioridad de los elementos y principios eternos - de ahí la principal tesis euroasiática sobre la ideocracia, la idea dominante, el gobierno de las ideas - sino insistir en que el mundo entero y toda la realidad, desde la política a la economía y desde la religión a la ciencia, esté impregnada de ideas. Petr Savitsky insistió en el concepto de "desarrollo de lugar" o "topogénesis" (mestorazvitie). El “desarrollo de lugar” es la conjunción del espacio físico y la continuidad de significados históricos, semántica y eventos. El territorio está indisolublemente ligado a la historia, y la historia, a su vez, es una continuidad de ideas que revela una imagen única de eternidad monumental que se despliega a través de la humanidad y sobre su camino espiritual a través del tiempo.

 

LA SEGUNDA GUERRA CIVIL O EL PRÓXIMO COLAPSO DE ESTADOS UNIDOS

Según Huntington, los bancos y corporaciones transnacionales comenzaron a contribuir a socavar los valores culturales y religiosos de la "buena y vieja América", erosionando sus tradiciones.
Todas estas obras fueron escritas en un estilo bastante académico. Sin embargo, hoy en día la atención de los estadounidenses no se centra tanto en los gruesos libros de científicos políticos universitarios y futurólogos como en los pronósticos de otro tipo. Aquellos en los que 2020 aparece como un punto crítico para los Estados Unidos. Y hay muchos de esos pronósticos. Entonces, las profecías de “Nostradamus" que ya están recorriendo el internet y las redes sociales dicen que en el 2020 Estados Unidos "llegará a su fin".

CUARTA TEORÍA POLÍTICA, PESADILLA LIBERAL

uy recientemente, el famoso politólogo estadounidense John J. Mearsheimer en su nuevo libro “El gran engaño: sueños liberales y realidades internacionales” expresó su preocupación por el desorden liberal. En el capítulo seis del libro titulado “El liberalismo como fuente de problemas” comienza con estas agraviadas palabras: “El costo de la hegemonía liberal comienza con las guerras interminables, el Estado liberal termina luchando para proteger los derechos humanos y difundir la democracia liberal por todo el mundo. Una vez desatado en el escenario mundial, el unipolarismo liberal pronto se vuelve adicto a la guerra”.

LA GEOPOLÍTICA DE LAS ELECCIONES ESTADOUNIDENSES

Al aplicar la geopolítica a la estructura contemporánea de los Estados Unidos, obtenemos una imagen asombrosamente clara. La peculiaridad de los Estados Unidos es que el país está ubicado entre dos espacios oceánicos, entre el Océano Atlántico y el Océano Pacífico. A diferencia de Rusia, Estados Unidos no tiene un cambio tan inequívoco del centro a uno de los polos, aunque la historia de los Estados Unidos comenzó desde la costa Este y se trasladó gradualmente hacia el Oeste, y hoy, hasta cierto punto, ambas zonas costeras están bastante desarrolladas y representan dos segmentos de una pronunciada “civilización del mar” …

Quién es y cómo piensa Aleksandr Dugin, el filósofo favorito de Putin seducido por el peronismo

A primera vista, los puntos de contacto entre el putinismo ruso y el peronismo argentino pueden sonar insólitos, incluso descabellados. Pero es contra esta percepción que Dugin ha trabajado para explicar que el eurasismo, el modelo de expansión continental rusa basado en los vínculos de distintas sociedades tradicionales asentadas en Europa del Este y Asia pero con intereses estratégicos comunes, puede dialogar con una potencial alianza del continente latinoamericano como la que, en su momento, Perón proyectó entre Argentina, Brasil y Chile. “Por eso me pone muy contento estar con Argentina, porque estando junto a ustedes defiendo mi causa, la causa rusa, la causa de la comunidad organizada, de la justicia y de la identidad”, escribe Dugin en Logos argentino. Metafísica de la Cruz del Sur, su libro dedicado a entender la Argentina.

NUESTRA GUERRA EPISTEMOLÓGICA

Un amigo italiano perteneciente al sistema académico me ha enviado comentarios extremadamente importantes sobre cómo se implementan la censura, la eliminación de plataformas y la cultura de la cancelación en el sistema educativo global en el campo filosófico.

Aquí está la traducción de sus muy oportunas observaciones:

1. Censurar (denunciar, cancelar) a Hegel y promover a Schopenhauer.

2. Censurar (denunciar, cancelar) la lingüística histórico-científica (F. Saussure, G. Devoto) y la promoción del lenguaje analítico (Russel, Chomsky, Kim).

LA INICIATIVA DEL CINTURÓN Y LA FRANJA: UNA AUTOPISTA EURASIÁTICA

Creo que estas son palabras puramente sin sentido. No son pensamientos reales. La crisis actual es un resultado lógico de la decadencia del sistema liberal global, claramente bajo el liderazgo de Occidente. Así es como se desarrolla todo. Es una especie de hegemonía liberal duplicada por la unipolaridad geopolítica. Entonces, la crisis es causada por el liberalismo occidental y el sistema occidental unipolar. Todos somos, en cierto sentido, "Occidente". En cierto sentido, la civilización liberal occidental moderna fue un camino a seguir para todas las demás sociedades. Y creo que el problema con esta crisis actual es precisamente la consecuencia directa de la imposibilidad de superar el coronavirus a escala global a través de las instituciones internacionales liberales occidentales que han demostrado ser absolutamente ineficaces.

El “impasse” de Karabaj y sus enemigos

Los orígenes del actual conflicto de Karabaj están asociados con el colapso de la URSS. Con el debilitamiento del poder central en la periferia de la URSS, los movimientos y tendencias nacionales y nacionalistas comenzaron a intensificarse, lo que resultó en el surgimiento de nuevos países. Sin embargo, prácticamente todas las repúblicas de la Unión Soviética (con la excepción de Armenia propiamente dicha) eran estructuras multiétnicas; sí, un cierto número de rusos, azerbaiyanos y kurdos vivían en Armenia. En otras repúblicas unidas, la situación era aún más multidimensional desde el punto de vista étnico. En el pleno sentido de la palabra, ninguno de los Estados que surgieron durante el colapso de la URSS existía solo dentro de sus fronteras, y dentro de la URSS las fronteras tenían un valor nominal, y los factores nacionales y étnicos se tuvieron en cuenta solo en la estrategia general de avanzar hacia una nueva comunidad post-nacional de "pueblos soviéticos". Stalin, que era muy sensible a esto en virtud de su origen, incluyó deliberadamente elementos étnicos heterogéneos en las repúblicas nacionales debido a las cuestiones étnicas para reprimir por completo cualquier intento en algún momento de separarse de la URSS. Es decir, la heterogeneidad étnica y la inclusión de varios enclaves étnicos en las repúblicas nacionales fue al principio una estrategia estalinista deliberada, y luego, cuando se perdió su visión geopolítica, se convirtió en una especie de inercia. 

LA FILOSOFÍA PARA UN NUEVO COMIENZO. LA LECTURA DE HEIDEGGER HECHA POR DUGIN

El interés de Dugin por el pensamiento heideggeriano parte de compartir la perspectiva política de la revolución conservadora, que ha sido reelaborada y canalizada fructíferamente por el autor ruso en su Cuarta Teoría Política. Sin embargo, la fascinación por Heidegger es, sin embargo, principalmente de naturaleza teórica -como es evidente en el ensayo aquí considerado, en el que las secciones de la filosofía política son algo reducidas- y se sitúa esencialmente en el giro especulativo a través del cual Heidegger ha vuelto sobre este tema en toda la historia del pensamiento occidental reconociendo en ella un constante “olvido del Ser” (Seinsvergessenheit) y sentando las bases de una “cosmovisión” (Weltanschauung) que es radicalmente “diferente” a los paradigmas sustancialista y dualista de la metafísica occidental. Se trata de una postura teórica que Dugin reconstruye con gran perspicacia, ilustrando las principales articulaciones del pensamiento de Heidegger: desde el concepto de “estar ahí” (Dasein), entendido también como “estar-en” (Insein) y “estar-con” (Mitsein), analizada en Ser y tiempo (Sein und Zeit) junto con las nociones de la “situación afectiva” (Befindlichkeit), “curar” (Sorge) y “arrojar” (Geworfenheit), la tematización de los conceptos de “charla” (Gerede), “Autenticidad” (Eigentlichkeit), “Ser para la muerte” (Sein zum Tode), “Sí” (Das Man), de la “diferencia ontológica” (ontologische Differenz) entre esencia (das Seiende) y Ser (Sein), en las etapas del desarrollo histórico de la metafísica occidental, la prosa de Dugin reconstruye efectivamente el marco de la ontología fundamental de Heidegger.

El globalismo ha utilizado al coronavirus para destruir la identidad colectiva

Más allá de que la pandemia del coronavirus atraviesa su momento más crítico hasta la fecha en el país, es necesario también repensar cómo saldrá el mundo de esta catástrofe, así como las causas que llevaron a la humanidad a sufrir este escenario dramático, que se extiende en todo el planeta.

Por esta razón, en el marco de la Conferencia de Pensamiento Estratégico, llevada adelante por el Centro de Estudios Estratégicos Suramericanos (Cees), el analista geopolítico y filósofo ruso Aleksandr Dugin expuso su visión sobre la situación que vive el mundo actualmente y las consecuencias que puede tener en los diferentes países, así como las posibilidades que se abren en este escenario.

CONSPIROLOGÍA DE LA PANDEMIA, LA VACUNACIÓN Y EL CONTROL GLOBAL (ACTUALIZACIÓN DE LA TEORÍA)

Las teorías de la conspiración se basan en un mapa psiquiátrico en lugar de hechos fácticos o históricos. Por eso, Bill Gates dijo algo tan sospechoso, el Club de Roma habló sobre los límites del crecimiento, argumentando que tal crecimiento demográfico conduciría a una catástrofe y requeriría algunas decisiones revolucionarias: ya sea que se trate de una fuerte caída en los niveles de vida, o sobre guerras, el exterminio de la población (citando los límites exactos del crecimiento humano del informe del Club de Roma). Se produce una mayor atención médica: se declara la pandemia de coronavirus. Luego, el juego comienza con las estadísticas: o han muerto muchos o muy pocos, o se sobreestiman o subestiman el número de cadáveres. Y, además, ¡todos están en cuarentena! Como resultado, la economía está colapsando a escala global. Pero después de todo, hay algunos monopolios, hiper-oligarcas, como los mismos Gates o Bezos, que ya han figurado como miembros del gobierno mundial durante mucho tiempo, y de hecho participan en estos clubes (Bilderberg, CFR) o en organizaciones realmente existentes que al principio también eran modelos en la sombra, y luego admitieron su existencia, por lo que la teoría de la conspiración demostró una vez más ser bastante convincente.

FILOSOFÍA NEGRA DE CIBELES

1. En la base de todo está la materia, hule, silva, ‘madera’, espacio, khora, la nodriza (de Timeo), la materia primera.

2. La materia, entendida en sentido amplio máximo (en cada género de manera lógica, mitológica, filosófica, teológica, religiosa, ritual y simbólicamente) es idéntica al ser e imbuye de ser a todos los fenómenos que surgen de ella.

3. La materia posee poder creativo y puede crear a partir de sí misma formas corporales y corrientes de vida. El ser de la materia se transforma en vida y en construcciones eidéticas. La materia es la creadora de todo.

 

ALAIN DE BENOIST: GRAMSCISMO DE DERECHA Y METAPOLÍTICA

La figura más importante en el movimiento de la “Nueva Derecha” fue y sigue siendo hasta el día de hoy el filósofo Alain de Benoist, quien continuó la iniciativa de Raymond Abellio para realizar la gran “transformación de los últimos tiempos” en algo directamente opuesto al estado actual de las cosas en Europa: el triunfo del nihilismo y el triunfo del “abismo de la tierra”.

El movimiento de Alain de Benoist fue llamado la “Nueva Derecha” de manera más bien tentativa, ya que sus propios representantes se negaron a identificarse como de izquierda o de derecha. Además, entre las tres ideologías clásicas de la Modernidad – 1) liberalismo, 2) comunismo y 3) fascismo – ninguna correspondía a la dirección básica de esta corriente ideológica. En este sentido, las palabras de Abellio en su libro “Los ojos de Ezequiel están abiertos” se refieren plenamente a Alain de Benoist:

Páginas